17 de noviembre de 2015

Guiso de trigo. Receta peruana





El tiempo últimamente sólo acompaña platos de cuchara, manta, pijama gordo, bata y sofá. Pero, como sucede con todas las cosas, no hay mal que por bien no venga. Vamos, que la enumeración de arriba no es lo que más me apetece del mundo, que si pudiera no era yo la que se quedaba en casa disfrutando del tiempo estacional, me cogía la maleta y me iba de turismo gastronómico de cuchara. (Bueno, eso o a la ruta de la tortilla a casa de Concha. Y así, sin ponerme roja ni nada lo digo ¡Que con ese tema ella sí que no se anda con tonterías! Benditas tortillas las suyas).
Pero como ni chicha ni limoná pues un guiso de los que me gustan y haya paz. Que el horno no estará para bollos pero la olla siempre está dispuesta a cocinar lo que le eches (si es que ellas son así de agradecidas).

Ya sabéis que el pan es mi debilidad por excelencia (y ser muy plasta con el tema también), pero no es tanto por el pan como por el gusto por los cereales. Me encantan y el pan es mi forma casi diaria de consumirlos. Pero de vez en cuando, cuando el cuerpo lo pide, lo cambio por estas elaboraciones o por platos de pasta (admito que de esto último menos y tengo que solucionarlo). 

El caso es que los guisos de trigo siempre los había hecho siguiendo diferentes recetas murcianas y el resultado en general ha sido muy bueno. Pero por circunstancias que ya comenté (aquello de gente que emigra) me encontré con esta receta y tuve que probarla. Mi conclusión es que, salvando las distancias, poco o nada tiene que envidiar al guiso tradicional murciano.



Para 3 ó 4 raciones

250 g de trigo
200 g de tomate natural triturado
1 cebolla hermosa
100 g de guisantes
300 g de pechuga de pollo (puede ser morcillo de ternera también)
3 patatas hermosas
1/2 cucharada de postre de pimienta
1/2 cucharada de postre de cominos
1/2 cucharada de postre de pimentón dulce
1/2 cucharada de postre de cúrcuma
1 cucharada sopera de ají (yo le puse argentino, que es el que tenía)
1 cucharada sopera de cilantro fresco picado (yo no le puse)
aceite de oliva
sal al gusto

Arroz blanco para acompañar (opcional)



La noche anterior lavamos el trigo y lo dejamos en remojo. Al día siguiente volvemos a lavarlo para quitar la suciedad y los granos que no estén en su punto óptimo. Echamos el trigo en una olla y lo dejamos cocer hasta que esté tierno. Depende de la olla y del tipo de fuego pero en mi caso suele tardar una hora. En olla exprés el proceso es más rápido, por supuesto.

Mientras se cuece el trigo picamos la cebolla, cortamos las patatas en cubos y la carne en trozos. En otra olla ponemos a calentar aceite. Echamos la cebolla, la cúrcuma, la pimienta, los cominos, el ají y el pimentón. Una vez la cebolla está dorada añadimos la sal, las patatas, los guisantes y la carne y lo rehogamos ligeramente. Agregamos entonces el tomate y cubrimos con agua. Cocemos a fuego muy lento durante una hora y media aproximadamente.

Una vez está el trigo listo lo escurrimos y lo echamos al guiso hasta que reduzca ligeramente (no mucho más bien ha de quedar suelto porque al atemperarse el trigo tiende a absorber mucho el agua) Si le ponemos es el momento de añadir el cilantro. Removemos, apagamos el fuego y dejamos reposar 10 minutos. 

A mitad de camino podemos poner a cocer el arroz. Servimos el guiso de trigo junto con el arroz y ¡a disfrutar!


17 comentarios:

  1. La diferencia que encuentro entre tu guiso de trigo y el murciano quizás sean las especias ¿no? Por lo menos el que hacía mi madrina, que era la experta en cocinarlo, no le ponía tantas. Los platos de cuchara en general apetecen por la época, que no por el clima, por el sur andamos aún veraneando, creo que ya puedo olvidarme del otoño, cuando venga el frio lo hará de golpe. Pero lo estaré esperando con guisaditos tan ricos como éste y disfrutando con ellos, viendo el tuyo ya lo estoy haciendo porque te ha quedado con un aspecto de lo más apetecible. Bon appetit!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Siempre que veo una receta de trigo, me llama mucho la atención ya que es uno de los platos que desconozco por completo y que tengo curiosidad por hacerlo.
    La verdad es que despues de ver el tuyo, creo que ya no hay pretexto para no hacerlo...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hoy te rebaño el plato !!!
    Besotes.
    P.D:estoy hasta el moño de mi mudez.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí que por el blog de mi hermana te puedes hacer una ruta gastronómica de tortillas... la tiene de todos los gustos y colores... es increíble!! Este guiso tuyo de hoy tiene una pinta estupenda, y yo puedo solucionar pronto lo de pollo... No sabes lo que me gusta este tiempo y un cuchareo... te soluciona la vida y te quita el hambre... jajaja!! Besos guapa!

    ResponderEliminar
  5. Amiga Silvia ¿dónde te has metido últimamente? Chica que ya estaba yo con el alma en vilo y si ayer no te mandé un mail es porque la gente del trabajo es poco considerada y no me dejó ni un ratito libre ¡menos mal que hoy ya te tengo en la cocina a pleno rendimiento!

    A mí me gusta el frío. El plan de estar en el sofá tapada con la manta me mola, acompañada de un libro o echando la siesta sin sudar la gota gorda, que para gorda ya está mi barriga ja ja ja aunque reconozco que la alternativa de la ruta de las tortillas me ha tentado ¡menos mal que vivo bien lejos!

    Me gusta tu receta. Me gusta y me sorprende ¡palabra! porque yo jamás he comido trigo, de hecho es toda una incógnita para mí saber dónde se compra. Porque en el Mercadona no lo he visto ¿eh? vamos ni en ningún otro supermercado grande ¿o será que nunca lo he visto porque nunca lo he buscado?

    Además me sorprende porque por aquí no se cocina con trigo como si de lentejas se tratase y claro yo que soy curiosa por naturaleza me quedo pensando a qué sabe este guiso que nos propones y que si sale de tus fogones bien rico que tiene que estar

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Hola Silvia!! Que rico guiso por dios, nunca comí trigo y no me importaria hacerlo, a estas horas y preparando la comida, me vendría de perlas, que delicia de cazuela, tiene una pintaza y las fotos preciosas, oye Silvia te cuento una anécdota sobre el trigo, cuando la niña era más pequeña, sembramos trigo en el huerto para luego moler y hacer buena harina, había una maquina en el pueblo que era la que le sacaba el grano al trigo, y mi intención era que la niña viera como se sacaba el trigo de la paja, y es que la cosa tenia su mérito, pues no pudo ser, y te preguntarás porque, pues porque los gorriones cuando el trigo maduró se instalaron en mi finca y se lo comieron todo, como termina el cuento te lo puedes imaginar ja ja ja. ... Bessss

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Silvia!! Venga, que hago mi maleta y nos vamos a casa de Concha a comer tortillas. Nos podía hacer una selección de las mejores tortillas, que ya sabrá bien ellas cuales son las mejores, y tú llevas el pan, je, je.
    Para mi este guiso es todo un descubrimiento, bueno es que de comidas regionales no sé mucho, ni siquiera tengo propias (eso me pasa por ser un poco de todos los sitios y de ninguno). Yo, como Cuca, no tengo ni idea de cómo son los granos de trigo, viendo la foto, me he dicho, ahhhh, si son granos de maíz, pero claro, luego, pensando, me he vuelto a decir, noooo, el maíz no es trigo. Madre mía, tengo un desconocimiento total de muuuuuuchas cosas. Tienes que seguir descubriéndonos estas cosas, ¡¡no podemos ser unas blogueras medio incultas!! ¡¡Gracias por compartir estas recetas. Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Bueno Silvia, es que eres de un lanzado, que ya te vale, ja, ja, ja...yo, hace siglos que compré una vez trigo en hipercor, pero por desconocimiento de causa, como lo bocinó mi madre, no me hizo mucha gracia, y ahí quedó mi historia triguera.
    Una de mis niñas, está casada con un chico peruano, y su madre le está enseñando a cocinar todos los platos peruanos, vamos tanto es así, que yo le pregunto a veces, si no cocina nada de nuestra cocina, pero casi que no cocina nada.
    Este guiso se lo he visto a ella, pero con mucho cilantro, por lo que tu comprenderás, que me es imposible, ni siquiera olerlo, así que para mi ha sido un alivio, ver tu versión española de este guiso de trigo, que por la pinta que tiene, tiene que estar buenísimo.
    Ya sabéis, cuando vayáis a hacer la ruta de la tortilla, me avisáis con tiempo, que os prepararé un buffet de tortillas apoteósico, pero no se te olvide traer el pan, e Isabel que ponga el postre, y nos montamos un convite a tutiplén, ja, ja, ja...
    Besos, y hasta más ver.

    ResponderEliminar
  9. Este guiso nunca lo hubiera hecho, no uso este tipo de ingredientes pero se ve muy rico. Habrá que probar ingredientes nuevos porque con este aspecto me da que debe estar muy bueno.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. jajaaja, pues Silvia, me voy contigo, de viaje gastronómico o a "Casa Concha", que seguro nos mimaría como nadie.
    Esta receta me ha parecido un plato muy interesante, sobre todo para la época que se avecina de frío. Con tantas especias y bien calentito, seguro que entro en calor rápidamente.
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Platos de cuchara, manta, pijama gordo, bata y sofá??? Que ganas d pillarlos ya, que habia refrescado a 28º y ya estamos de nuevo por encima de los 32 ...coñazo es poco...menos mal que estas Navidades me quito la espinita y me voy pa España a arrecirme de frío y quejarme de la lluvia, de la nieve y de todo porque soy un enanito gruñon y me gusta quejarme,jajaja...y que?
    Ahora me quejo de no haber tenido el gusto d probar en la vida un guiso de trigo y me quejo también de no poder atravesar la pantalla desde que lo vi el otro día...tú no estabas en un curso de redes , y no de las de pescar peces? , pues a ver si inventas ya algo para poderme pasar un poquito a traves de la red
    Un besazo con gruñido

    ResponderEliminar
  12. ¿Así de bueno queda el trigo cocinado? oooh, y yo sin saberlo, ni verlo, ni catarlo...esto no puede ser!! voy sacando la cuchara y ya no hay quien me detenga (bueno, a una paradita-degustación de tortillas de Concha no me resistiría, para qué negarlo!)
    Cuántas cosas aprendo viniendo a verte!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Veo, aunque me salte alguna receta, que por aquí se sigue cocinado en plan calidad. De todo me gustaría probar, como esos panes tan "distinguidos" y desde luego este guiso de trigo que se ve fabuloso. Cocino el trigo, pero no sé si es el mismo que tu has usado. La marca Nomen comercializa un trigo listo para cocinar ¿será el mismo? El trigo lo empleo en algunas preparaciones como ensaladas, sopas y cocidos almerienses. El año pasado estuve a punto de subir la receta del Trigo (así lo llaman en Almería) y luego lo olvidé en borradores, así es que si quiero tendré que volver a hacerlo y rescatarlo. Me ha gustado mucho tu guiso de hoy, éste también me lo quedaré, pero al paso de ésto no veo que no voy a tener días para hacer tantas cosas, jjjj.
    Por cierto volví con los caramelos, te puedo mandar foto a algún sitio. Esta vez salieron opácos, tal vez porque eché la esencia antes de tiempo, mi cruz. Besitos Silvia.

    ResponderEliminar
  14. Hola Silvia, por aquí todavía no nos acogemos a la puesta en escena de sofá y manta pero ya llegará. Fíjate que cuando leí guiso de trigo, rápidamente lo asocié con un caldero típico cordobés. Veo que la cosa va por la reconocida y prestigiosa cocina peruana. Te ha quedado de lo más apetecible, a la próxima me apunto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola: coincido contigo en que elpanes lo que másme gusta del mundo. Podría vivir comiendo sólo pan. Esta receta es fabulosa. Tiene un aspecto exquisito. Acabo de descubrir tu blog gracias a otros blogs que sigo y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y Educación que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  16. menudo guiso mas rico, siempre me encantan tus recetas tan originales, un besito!

    ResponderEliminar
  17. Toc,toc,toc, ¿hay alguien en esta cocina? Han pasado nueve meses Silvia, no se nada de ti, espero que muy pronto esta cocina comience de nuevo a silbar aromas. Un abrazo, Emma.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...