27 de marzo de 2015

Garam Masala


Cuando a uno le encanta comer tiene un interés especial por lo que se come en otras partes del mundo. No hay ninguna elaboración que resulte un inconveniente al paladar. Y eso, ni más ni menos, me pasa a mí. Pero cuando te dispones a hacer esos platos en casa, siempre que tratamos con asuntos de mezclas de especias, ¡problemón!. Y es que los preparados específicos que venden  tienen un precio desorbitado. Y ni aunque tuviera todo el dinero del mundo me lo iba a gastar en ello. Me parece un abuso. Soy una pesada con el tema de: "no compres eso que se puede hacer en casa" (el Notario está hasta el gorro de escucharme esa frase), pero es cierto. Si lo puedes hacer en casa es más satisfactorio y barato. 
Tengo que decir que esta mezcla lleva elementos que, en un principio, pueden resultar raros, como el fenogreco. Pero lo venden en los herbolarios a un precio asequible (me costó 1,60 euros la bolsita). El fenogreco a lo largo de la historia ha sido utilizado para múltiples fines: desde curativos hasta bélicos (Vespasiano lo utilizó para impedir el avance de tropas enemigas). Tiene un aroma fantástico y en infusión es también muy agradable.
En el caso de esta mezcla, como en el de casi todas, no hay nada oficial y la que os presento se puede someter a tantas variaciones como gustemos. Sin más os dejo con la mezcla de Garam Masala que utilizo.

2 cucharadas soperas de coriandro/cilantro en grano
1 cucharada sopera de cominos
4 clavos de olor
1 estrella de anís estrellado
1 palo de canela
6 vainas de cardamomo
1 cucharada sopera de pimienta negra
1 cucharada de postre de nuez moscada o macis (la cáscara de la nuez)
1 hoja de laurel
1 cucharada de postre de fenogreco
1 cucharada de postre de cayena
1/2 cucharada de postre de ajo en polvo
1/2 cucharada de postre de pimentón dulce o papikra

Sacamos las semillas del anís estrellado y del cardamomo. En una sartén echamos todas las especias que no estén ya molidas y tostamos ligeramente hasta que empiecen a desprender sus aromas. Sacamos y junto con el resto de especias trituramos con un molinillo de café, de especias o con el mortero. Guardamos en un bote de cristal hermético. ¡A disfrutar con la mezcla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...